2 may. 2013

RECITALES EN ESTADIOS: NUEVOS REQUISITOS

Es por las vibraciones que provoca el pogo. Si bien determinaron que no genera daños, los shows deberán cumplir requisitos según el tipo de público, el ritmo del salto y hasta su grado de sincronización.

En colores. Y con un piso especial. Después de las denuncias, las polémicas, las suspensiones, los shows con el público sentado en sillas, parado, y vuelto a sentar, y después de tantos cruces, finalmente el Gobierno porteño estableció un protocolo preciso para que las productoras de shows puedan armar recitales con bandas nacionales e internacionales en el estadio de River: el más buscado por la capacidad que tiene para recibir a espectadores. El Ejecutivo decidió darle crédito a una investigación de la Universidad Nacional de Córdoba que propone distintos pisos según el tipo de “público” y de show: tranquilo, moderado o intenso.

Según un informe del Ministerio de Espacio Público porteño, el estudio sostiene con argumentos que durante los recitales, el salto o “pogo” no es lo suficientemente fuerte como para provocar vibraciones que generen daños estructurales en los edificios cercanos al estadio. La polémica viene desde hace varios años, pero se agudizó en 2009, cuando la Justicia frenó los recitales en River por los efectos que causaban en las casas vecinas y reclamó obras para mitigar cualquier tipo de daño. De esos cruces surgieron distintas ideas: clausurar el campo, bajar el volumen y hasta dar intervención a la UBA, desde donde concluyeron que las vibraciones durante los pogos se sienten hasta a 3 km. del estadio y causan molestias pero no daños en edificios.

Ahora, la Universidad de Córdoba señaló que “las vibraciones percibidas en edificios cercanos al estadio durante la realización de recitales, principalmente provocadas por el salto o pogo, no pueden provocar daños estructurales ” y que “representan como máximo un 27% del límite preferido y un 14% del límite máximo establecido por la normativa vigente”. Pero a su vez recomendó un protocolo obligatorioque deben cumplir las productoras y que la Agencia de Protección Ambiental (APRA) ya confirmó que empezará a implementar: el dato más relevante es que se establecieron cuatro categorías para los eventos (que fueron ejemplificados con espectáculos que se hicieron en River el año pasado) según su forma e intensidad, cantidad y tipo de público, ritmo del salto de la gente, y su grado de sincronización. A modo de prueba, los organizadores deberán respetar un nivel 1 o verde para “shows masivos con probabilidad mínima (muy baja) de generar salto acompasado de público masivo sobre el campo” (por ejemplo, el de Ricky Martin). Este nivel no requiere condiciones especiales.

El siguiente es el amarillo, y regirá para eventos masivos con baja probabilidad de pogo. Por ejemplo: un show de Red Hot Chili Peppers. Sí, en esos casos habrá que usar un cobertor donde la densidad de público de pie es mayor. El nivel 3, naranja, será para un espectáculo como el de Roger Waters, y en ese caso se deberán colocar bloques de público en grupos de no más de unas 5.000 personas entre el escenario y el mangrullo y otra combinación de cobertores en todo el campo donde haya público de pie. El último nivel, el 4 o rojo es para públicos efusivos, como el que sigue, por ejemplo, a AC/DC o a Iron Maiden, programado en River para septiembre de este año. Para ellos, deberá haber espacios cada 5.000 personas y además un cobertor en todo el campo.

Fuente: http://www.clarin.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTÁCTANOS

CONTACTO

mail: dimension3music@gmail.com

Dirección:

Cnel. P. A. García 5841. Piso 2 Dto. D

Horario de atención:

De lunes a viernes de 9 a 18 hs.

Teléfono:

15-5886-8343