19 jul. 2012

EE.UU: LOS ARTISTAS DE CATALOGO VENDEN MAS QUE LOS NUEVOS

Según las últimas mediciones de Nielsen Soundscan en el mercado discográfico estadounidense, la re-edicion/venta de viejos discos ha superado por primera vez en la historia a la de los nuevos lanzamientos. La categoría de viejos discos, en la que se incluyen los títulos publicados hace más de 18 meses, ha superado el número de nuevos álbumes vendidos en Estados Unidos en lo que va de año por casi tres millones de copias. En concreto, las cifran son 76,6 millones de discos viejos y 73,9 de nuevos. Aunque es indudable que el gusto por lo antiguo está en alza, la razón principal de este resultado tiene que ver con el comportamiento de la industria discográfica.

Importa poco que dos de los jóvenes retratados en esta fotografía de los años 80 no se puedan soportar en la actualidad. Nos referimos a Axl Rose, en el centro de la imagen, y a Slash, a la derecha, que compartieron en Guns N’ Roses una de las épocas más importantes de sus vidas y del rock en general. Hoy en día siguen caminos separados, pero la música que grabaron hace varias décadas sigue vendiendo tanto o más que entonces. La prueba es que el disco oficial de grandes éxitos de Guns N’ Roses es uno de los lanzamientos más vendidos en los seis primeros meses de este 2012, a pesar de que fuera estrenado en el año 2004. Lo mismo sucede con la tristemente fallecida Whitney Houston, cuyo ‘greatest hits’ también encabeza la lista de álbumes más vendidos de 2012.

Uno podría empezar a enumerar posibles razones para explicar por qué el público está comprando más viejos títulos que nuevos. En el caso de Whitney podríamos recurrir al cruel pero real ‘efecto muerte’, que en los últimos años ha servido para llevar al número uno a difuntos artistas como Michael Jackson o Amy Winehouse y a conseguir impresionantes cifras de ventas. Lo de Guns N’ Roses puede ser debido a la inclusión de la banda en el Salón de la Fama del Rock hace unos meses pero, ¿por qué Red Hot Chili Peppers, también galardonados este año, no han conseguido un impulso similar?

El precio es determinante
Mientras que los nuevos discos no bajan de entre los 12 y los 14 dólares (10 o 12 euros), los viejos títulos han ido registrando un agresivo descenso de precios que ha fomentado su compra masiva. Es normal que un grandes éxitos de uno de los grupos de rock más conocidos de la música contemporánea se venda tan bien cuando llega a cotas de precios que rondan los 6 dólares (menos de 5 euros) o incluso menos. La tarea de promoción ya está hecha porque hablamos de productos que forman parte de la cultura popular de nuestra sociedad, por lo que un precio bajo es el incentivo principal para que el consumidor decida comprarlo. Esto es algo que las discográficas ya sabían y por eso han decidido aplicar una política de precios tan diferente a la de los nuevos lanzamientos.

En declaraciones recogidas para OC Weekly, leemos opiniones de responsables de la industria discográfica que no hacen sino manifestar el claro desfase temporal que siguen viviendo. Algunos dicen que aquellos seguidores de un grupo están dispuestos a comprar el nuevo álbum de su banda favorita tanto por 14 dólares como por 10, lo cual puede ser verdad hasta cierto punto. Es indiscutible que Lady Gaga, por citar algún ejemplo, tiene una fiel legión de fans que comprará todo lo que publique la artista, pero ¿no se multiplicarían las ventas si el precio de sus discos fuese más bajo? Seguro que mucho público, no necesariamente fan de la cantante, compraría a precios más bajos.

Sin embargo, se llevan la palma aquellos que afirman que es inviable vender nuevos discos por menos de 12 dólares porque, de otro modo, los artistas no podrían vivir de la música. Claro, como si los grupos pudieran prescindir a día de hoy de una gira para seguir viviendo de la música. Ya puestos a prescindir, que le pregunten a la gran mayoría de bandas con qué beneficios decidirían quedarse, con los de sus discos o con los de sus conciertos. Seguro que pocos elegirían los discos.


Cambio en el modelo de negocio
 En el mismo informe de Nielsen que hemos citado al principio, observamos las cifras que vuelven a confirmar por enésima vez el necesario cambio en el modelo de negocio en la industria discográfica. Mientras las ventas de discos físicos sigue bajando, las ventas digitales siguen creciendo. En particular, el negocio digital ha aumentado un 14% en Estados Unidos con respecto al 2011, mientras que el tradicional ha descendido un 0,6% -la caída no ha sido mayor gracias a Adele y 21-.


0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTÁCTANOS

CONTACTO

mail: dimension3music@gmail.com

Dirección:

Cnel. P. A. García 5841. Piso 2 Dto. D

Horario de atención:

De lunes a viernes de 9 a 18 hs.

Teléfono:

15-5886-8343