2 ene. 2012

ALMAFUERTE: ARRASO EN OBRAS

El metal criollo tiene un ícono bien definido, y ese es Ricardo Iorio. No sólo legitimado por sus huestes (cantan que es “lo más grande del heavy nacional”), sino también por la historia del género, escrita por el propio Iorio. Fue fundador, ideólogo, letrista y bajista de V8 (contemporánea a Riff) y Hermética, las dos bandas más legendarias del metal local. En 1995, después de la traumática disolución de Hermética, Iorio armó Almafuerte, lo más convocante en su especie.

Por eso es que en el último viernes de 2011, era todo negro en los alrededores de Obras Sanitarias. Incontables remeras con el logo de la banda, chupines, borcegos, cuero, tachas; vino y cerveza: la quintaesencia del metal nacional (y popular). De a poco se fue llenando el Estadio Obras, que pese a sus reformas (que lo mantuvieron cerrado varios años) sigue pareciéndose a un horno en temperatura máxima. Casi seis mil personas agotaron entradas y ocuparon cada rincón. Es un lugar que le sienta bien a Almafuerte: en este estadio grabaron sus dos discos en vivo.

Minutos antes de las diez de la noche, mientras dos pantallas gigantes a los costados del escenario mostraban cómo la banda salía de camarines, Beto Casella fue el maestro de ceremonias. Y lo citó a Iorio: “Si obrás bien, las cosas se dan por añadidura”. Las desopilantes entrevistas que le hizo Casella marcaron un antes y un después en la vida pública de Iorio. Se viralizaron a lo largo y a lo ancho de Internet, estallando después en el prime-time y en la cotidianeidad de muchos. Digamos que Iorio quedó al alcance de todos en una familia tipo, no sólo los que curten el mundillo del rock.

Triunfo le dio inicio a un show que continuó con un repaso por todos los discos del grupo (siete en total): Patria al hombro , Cumpliendo mi destino (dedicada a Mohamed Alí Seineldín) Toro y pampa , Aguante Bonavena y más. Lo más jugoso pasó por el lado de los invitados. Willy Quiroga, histórico de Vox Dei, interpretó su Ritmo y blues con armónica . Manuel Quieto, de La Mancha de Rolando, entonó Unas estrofas más . Ciro Pertusi aportó prepotencia punk a Pensando en llegar . Chizzo Nápoli, líder de La Renga, puso guitarra y coros en Mano brava . Y el Negro García López brilló con su guitarra en Debes saberlo .

En vivo, Iorio acostumbra a ser verborrágico, al borde del stand-up bizarro. Pero en esta ocasión le reservó su garganta al canto, grave y cavernoso, acompañado por movimientos entre toscos y robóticos que refrendan lo que dice. Lo secunda Claudio Marciello, uno de los mejores guitarristas de la escena (y sobre todo, versátil: tuvo su momento con Sopla el pampero , un instrumental a pura guitarra acústica); y la potente base conformada por el baterista Bin Valencia y el bajista Beto Ceriotti.

El cierre llegó con los dos temas más emblemáticos del grupo, A vos amigo y El pibe tigre , para el delirio de la multitud que acompañó con pogo frenético. El saludo final encontró a la banda en abrazo simbólico con su público y el deseo del líder para que su tribu tenga un buen comienzo de año.

0 comentarios:

Publicar un comentario

CONTÁCTANOS

CONTACTO

mail: dimension3music@gmail.com

Dirección:

Cnel. P. A. García 5841. Piso 2 Dto. D

Horario de atención:

De lunes a viernes de 9 a 18 hs.

Teléfono:

15-5886-8343