23 nov. 2011

COLOMBIA: SELLOS MUSICALES MIGRAN A FORMATOS DIGITALES

El negocio de la música tuvo que cambiar su modelo con la llegada de internet y ahora, de la mano de un par de empresas colombianas, entra un nuevo jugador a esta movida industria que se ha caracterizado por la ausencia de infraestructura tecnológica, elevadas cargas impositivas y errores en el marketing de los servicios de música.

Se trata de Tienda Digital, una plataforma que surge de la alianza entre las compañías Prodiscos y Entertainment Store, en donde el usuario podrá comprar desde 6.000 hasta 30.000 créditos, que son acumulables y no tienen fecha de vencimiento, a través de cualquier tarjeta de crédito, débito o bono de descarga, que se adquiere en las tiendas físicas de estas dos empresas.

La plataforma cargará automáticamente los créditos comprados a la cuenta personal del usuario, quien desde ese momento podrá descargar canciones cuyos precios están entre $990, $1.599 y $1.990, IVA incluido. Al finalizar la descarga se obtiene un archivo MP3 que se puede reproducir en cualquier dispositivo móvil, PC o portátil; además, es posible copiarlo entre ellos sin ningún tipo de restricción. Sin embargo, en caso de pérdida el usuario debe pagar nuevamente por la descarga.

Gerardo Galvis Rodríguez, gerente de Mercadeo y Publicidad de la tienda, explica que “somos disqueros por naturaleza. Queremos migrar al formato digital como complemento al negocio que ya tenemos. Estar en la red no es lo más rentable, pero hace parte de la evolución de la industria. También es la puerta que abrirá una oportunidad hacia un futuro sin piratería. De este negocio digital, el margen de ganancia para nosotros es del 30%”.

En el momento, esta tienda virtual tiene disponibles 250 mil canciones del repertorio de Universal Music, EMI, Codiscos y, próximamente, Sony Music y Fuentes, con lo que el número de canciones aumentará a 500 mil.

También se empiezan a gestar tiendas tipo www.lamusica.fm, en donde se redime como mínimo un pin de $2.000 por canción. Su objetivo es apoyar el talento de músicos independientes que no tienen el respaldo de ningún sello discográfico pues, a nivel mundial, la piratería digital logró que entre 2005 y 2010 se redujera en un 45% el número de lanzamientos de artistas locales.

Están, además, las tiendas online de los operadores de telefonía celular del país y existen páginas web de descarga de música como sonora.terra.com.co y el catalogo.codiscos.com/default.aspx, entre otros.

Un negocio con antecedentes
La música empacada en CD —como sucedió con los discos de vinilo o el casete— pasará a la historia como protagonista de la época dorada de la industria discográfica, que empezó en los ochenta con la invención del medio y que ahora llega a su fin, en parte por la tendencia mundial de compartir la música y por la piratería digital, que ha disminuido en un 31% los ingresos de las disqueras.

Sin embargo, los sellos han buscado la manera de seguir vigentes expandiéndose al formato digital, un modelo de negocio más flexible para los clientes y sus bolsillos. De esa forma llevan música legal a servicios web como streaming, descargas gratuitas, canales de video en línea y tiendas de descargas de canciones que, en algunos casos, posibilitan el almacenamiento de las descargas en la nube (internet).

Eric Daugan, vicepresidente del área de negocios digitales de Warner Music Europa, explica que “buscamos nuevos socios, como los proveedores de servicios de internet, que tengan una relación comercial con la audiencia a la que necesitamos llegar”.

El inicio de la era de la música digital lo marcó iTunes, la tienda de música de Apple que nació en 2003 con 2.000 canciones a US$0,99 centavos y que hoy cuenta con más de 11 millones de canciones de los sellos más importantes del mundo y más de 10.000 descargas, además de miles de opciones de entretenimiento para ordenador, iPhone, iPad y iPod Touch.

Cuando salió al mercado revolucionó de tal manera la industria que Jon Bon Jovi culpó a Steve Jobs, fundador de Apple, de acabar con el negocio de los discos: “Los chicos se pierden la experiencia integral de colocarse los auriculares, sostener la carátula, cerrar los ojos y sumergirse en el álbum”, dijo en su momento el roquero ítalo-americano, quien hoy tiene sus canciones colgadas en iTunes y otras tiendas digitales.

Ahora, grandes jugadores de la web están incursionando en el negocio. Ese es el caso de Google Music, la tienda digital que en Estados Unidos permitirá la descarga de canciones a partir de 69 centavos de dólar y compartir hasta un total de 20.000 temas de forma gratuita entre usuarios de Android. El servicio se complementa con un sistema de almacenamiento de música en la nube.

Frances Moore, directora de la Federación Internacional de La Industria Discográfica (IFPI), asegura que es un modelo de negocio que está creciendo y que aporta el 29% de los ingresos totales de los sellos discográficos, es decir US$4.600 millones, mientras que para las industrias cinematográfica y editorial el negocio digital representa sólo el 1% y 2%, respectivamente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario